Única escuela intermedia de la Diócesis gradúa a su primera promoción

Los 15 miembros de la clase graduada asistirán a la Escuela Preparatoria De La Salle este otoño. Foto: Hermano Lawrence Haley, FSC.

Los 15 miembros de la clase graduada asistirán a la Escuela Preparatoria De La Salle este otoño. Foto: Hermano Lawrence Haley, FSC.

Por Albert C. Pacciorini
The Catholic Voice

La única escuela de educación intermedia (middle school) católica de la Diócesis de Oakland, la Academia De La Salle, en Concord, que abrió sus puertas en 2014, graduó a su primera promoción de 15 estudiantes el 2 de junio.

“Acabamos de hacer historia”, dijo la directora de la escuela, Marilyn Paquette, a los asistentes a la ceremonia de graduación en el Teatro De La Salle High School.

El objetivo de la escuela es proporcionar una educación católica de alta calidad a los estudiantes exclusivamente de familias de bajos ingresos.

“Estamos tratando de servir a familias que aquí no estarían en la escuela católica”, dijo Paquette. Agregó que todas las familias valoran la educación católica, y la mayoría son católicas. Todos los miembros de la clase de graduación solicitaron y fueron aceptados en la Escuela Secundaria De La Salle.

Aplicaciones competitivas

Los estudiantes tuvieron que competir con otros aplicantes a la escuela secundaria. “Establecemos un nivel muy alto desde el primer día en la academia”, recalcó Paquette.

La directora agregó que los miembros de esta clase son modelos a seguir para los estudiantes más jóvenes y dejan un legado de fraternidad y un modelo de liderazgo para los estudiantes más jóvenes a seguir. El lazo de hermandad fue incluído en sus presentaciones por los estudiantes oradores.

En sus comentarios, el Valedictorian Alexander Ramírez habó sobre la importancia de la hermandad. “Necesitamos usar este regalo y mantener esto, porque como actor, Will Smith mencionó, la verdadera hermandad siempre está allí para cada uno cuando necesitamos ayuda”, insistió.

La clase inaugural de graduados incluye: Gerardo Baez-Vargas, Juan Jesús Camarena, Juliano Robert Canari, Alex Cárdenas, José Ceja, Diego Cuevas, Jerod Davis, Luis Hinojosa, Nathan John Lomayesva, Tyler Osbey, Luis Sias-Chacón, Ramiro Rosas, Alexander Ramírez, Felipe Silva y Fernando Valdez.

Mark De Marco, presidente de la academia y de la Escuela Secundaria De La Salle, dijo que la academia de todo el año está en sesión de las 7 a.m. a las 5 p.m. Los estudiantes reciben diariamente tanto desayuno como almuerzo. Hay un total de 62 jóvenes de 57 familias que asisten a la escuela secundaria de grados 5 a 8. La escuela está ubicada en 1380 Galaxy Way, en Concord, a unos 4 kilómetros de la Escuela Secundaria De La Salle.

Además de las clases pequeñas, la investigación ha demostrado que una escuela intermedia de cuatro años funciona mejor, dijo Paquette. “El quinto grado es un gran año de desarrollo social y académico”.

Aunque no hay monto publicado para la matrícula, De Marco dice que el funcionamiento de la escuela cuesta alrededor de $ 1 millón al año.

Todas las familias deben pagar algún tipo de cuota de participación mensual en una escala móvil, dijo Paquette, entre $25 y $200 al mes, y debe ser igual o menor al límite federal de pobreza de $45,000 en ingresos.

Reconocimiento

La Fundación de la Familia Hofmann, ha apoyado a la academia con $ 1 millón al año en fondos.

En su discurso de apertura, el licenciado José Ceja habló por todos los presentes:

“No hubiéramos tenido un Día 1 si no fuera por nuestro generoso y bondadoso benefactor, Sr. Hofmann. Sin usted y su familia esta hermosa comunidad no estaría aquí, ahora mismo, celebrando”, reconoció Ceja. “Usted y su familia estarán para siempre en nuestros corazones. “

Antes de bendecir a la multitud, el obispo Michael C. Barber, SJ, señaló que en cuatro años de ser obispo, ésta fue la primera graduación a la que asistió. Con 55 escuelas, 84 parroquias y 550.000 católicos, no pudo asistir a todas las graduaciones de la diócesis.

El obispo sugirió que los estudiantes consideraran una vocación.

“Si estás preparado para un desafío”, dijo, “considera servir a Dios como un hermano cristiano o un párroco … puedes ayudar a la gente a llegar al cielo”.