Aumentan consultas de inmigrantes a Caridades Católicas

Participantes en el foro “Conozca sus derechos” de CCEB en San Jarlath anotan consejos de los especialistas. Foto: Raúl Ayrala

Participantes en el foro “Conozca sus derechos” de CCEB en San Jarlath anotan consejos de los especialistas. Foto: Raúl Ayrala

“El miedo no debe vencernos”, dice funcionaria

Por Raúl Ayrala
El Heraldo Católico

La organización diocesana Caridades Católicas del Este de la Bahía (CCEB) dice que desde noviembre pasado está experimentando un aumento en la cantidad de inmigrantes que los consulta sobre alivios o soluciones para sus casos personales o los de sus familias.

La directora del programa de servicios legales Maciel Jacques dijo que están recibiendo consultas de personas que nunca antes habían hablado con un abogado de inmigración, pese a haber estado en el país por décadas.

“Urgimos a que se informen de cuál es su verdadera situación migratoria”, dijo Jacques, llevándoles los “récords” que documentan la historia de inmigración de la persona a expertos legales como los de CCEB para que puedan analizarla.

“Así podemos saber si pueden estar cubiertos por algún amparo dentro de la ley vigente”, explicó.

Residentes

Según la funcionaria, se registran consultas de residentes permanentes que quieren obtener la ciudadanía.

“El aumento también es importante”, explicó Jacques, porque es “gente que quiere votar en la próxima elección”.

Caridades Católicas planea contratar a “entre tres y cuatro” nuevos abogados para poder responder al incremento de las consultas.

Talleres

CCEB ofrece talleres denominados “Conozca sus derechos” para educar a la comunidad en parroquias y otros lugares comunitarios.

Sin embargo y de acuerdo con Jacques, desde noviembre la demanda por este tipo de reuniones también aumentó, por lo que están presentándolos con más frecuencia.

Preguntas

Las preguntas siguen siendo las mismas en los talleres que organiza CCEB junto a organizaciones regionales como Catholics United for Social Justice o incluso con departamentos policiales como el de Concord.

“La posibilidad de la deportación es lo que está causando miedo en este momento”, afirma Maciel Jacques. La razón de ser de los talleres, dice, es enseñar cómo pueden protegerse y cuáles son los derechos si los detienen en la calle o si tocan a la puerta de sus casas.

Caridades Católicas no trabaja con casos de personas detenidas por ICE o que están en proceso de deportación. Sólo se ocupan de inmigrantes que quieren solicitar beneficios migratorios ante el Servicio de Ciudadanía.

Con respecto a los casos de DACA, la orden ejecutiva que dio amparo a los Dreamers, un comunicado de CCEB titulado “Solidaridad con las comunidades de inmigrantes y refugiados” afirma que continúan tramitando casos “mientras continúe en vigencia”.

Consejo

La recomendación es que los inmigrantes que están preocupados se acerquen a las oficinas de Oakland, Richmond y Concord.

“Los podemos ayudar después de conocer su verdadera situación migratoria”, asegura Jacques. El consejo es “que no los venza el miedo, que no se queden en su casa paralizados o se escondan”.

Recordó la funcionaria que la Constitución protege “a todos” en Estados Unidos, no solamente a los ciudadanos.

“Sepan cuáles son los derechos que tienen, edúquense”, es la principal recomendación.

Costos

El costo mínimo de una consulta en Caridades Católicas es de 40 dólares; pero cuando alguien tiene dificultades económicas, CCEB estudia su situación financiera para que el costo sea menor, o le salga gratis.

La funcionaria asegura que nadie es rechazado por carecer de dinero para pagar por la consulta.

Números

• Durante 2016, las tres oficinas de CCEB atendieron a 26,113 residentes de los condados de Alameda y Contra Costa.

• De esa cantidad, las consultas de inmigración fueron 1,435.

• CCEB ayudó a 63 familias de refugiados (173 personas en total) a asentarse en Estados Unidos.

• En otro de los servicios que presta, CCEB dio curso a 7,523 pedidos de asistencia para el pago de renta.