Inmigración, racismo y trabajo: temas centrales de encuentro en Modesto

Parte de la delegación que representó a la diócesis de Oakland, durante un momento de descanso. Foto Cortesía Padre AIDEN MCALEENAN

Parte de la delegación que representó a la diócesis de Oakland, durante un momento de descanso. Foto Cortesía Padre Aiden McAleenan

Delegación diocesana participa activamente

Redacción de
El Heraldo Católico

Una delegación de la diócesis de Oakland, que incluyó a párrocos y representantes de Caridades Católicas del este de la Bahía y de otros grupos sin fines de lucro y organizaciones comunitarias, participó en un evento regional enmarcado en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, en la ciudad de Modesto, en febrero pasado.

El obispo emérito John S. Cummins se unió a la delegación diocesana, junto a sacerdotes como el padre Jesús Nieto-Ruiz, párroco de Nuestra Señora del Rosario, en Union City.

“Este encuentro es muy esencial, para el papa Francisco y para todos los que trabajan por el bien común”, dijo el padre Nieto-Ruiz. “Fue una oportunidad, para todos nosotros, de reforzar los cimientos del trabajo que tenemos que hacer”.

Y también fue, según el sacerdote mexicano, “un llamado a seguir siendo fieles a Jesús”.

El evento se centró en temas como la vivienda y los derechos laborales.

“Dada la realidad de la diócesis”, decía el padre Nieto-Ruiz, “el racismo, la inmigración, el trabajo y la vivienda” fueron áreas de gran interés para el análisis de los delegados.

Veinte personas representaron al este de la Bahía en el encuentro que contó con unos 600 asistentes. El párroco de Santa Columba, en Oakland, padre Aidan McAleenan, confirmó que no todos eran católicos.

“Llegó gente estadounidense y latinoamericana”, aseguró.

El evento, realizado entre los días 16 y 19 de febrero en el valle Central, finalizó con una declaración en la que se hace notar que “una reducida élite está creciendo en riqueza y poder a costa del sufrimiento de nuestras familias”.

Seguía diciendo que “el racismo y la [pretendida] supremacía de la raza blanca son los pecados originales de Estados Unidos. Esas mismas élites siguen tratando de justificar un sistema capitalista sin reglas que idoliza la acumulación de riqueza anteponiéndola a las necesidades humanas”.

Semana mundial de acción

Este mensaje se hace eco de las constantes críticas del Papa a la economía mundial: Francisco ha dicho que la acumulación de riquezas por parte de unos pocos atenta contra la dignidad de millones de personas que son parte de la familia humana. Además, en el evento se llamó a apoyar una semana mundial de acción entre el 1 y el 7 de mayo próximo con el fin que la gente “se manifieste unida en contra del odio y de los ataques contra las familias”.

El papa Francisco envió una carta a la asamblea, que se leyó en inglés y en español, y en la que el pontífice decía que “el trabajo de las organizaciones y de la gente involucrada [en Movimientos Populares] “hace que vuestras comunidades florezcan”.

El padre Nieto-Ruiz dijo también que el problema de la inmigración “es urgente y no puede esperar”.

“Es que está destrozando a nuestras familias y comunidades”, agregó.

Los delegados locales están trabajando para desarrollar una propuesta que van a presentar al obispo Michael C. Barber, con el fin de determinar estrategias para afrontar estos problemas discutidos en el encuentro.

“La respuesta del obispo nos dirá cuál es la dirección que nos quiere dar para tomar los próximos pasos al respecto”, finalizó el padre Jesús Nieto-Ruiz.

Con información del Servicio Católico de Noticias